miércoles, 31 de diciembre de 2014

Los orígenes de la filosofía son la duda y el desprecio a lo abundante. Nada hay más anti-filosófico que tomar por cierto lo que por su volumen numérico pareciera incuestionable. El hombre actual no es el hombre del futuro que la ciencia promovió. Tanto por su postura ante los problemas de la sociedad (que él crea y reproduce), como por sus dogmas de cualquier tipo, es un ser que se ha extraviado a voluntad en las orillas de sus mundos virtuales. Este hombre no quiere encontrarse ni ser encontrado. Pareciera que a la usanza del mito adánico, se siente avergonzado... "Esto" no puede ser un hombre... Es sólo un ser en concordancia con lo que hizo de sí. En la muchedumbre casi nada queda del hombre ilustrado. El anacronismo es la respuesta natural ante El Ser Idiotizado eficazmente por sus dispositivos -oportunamente- llamados "inteligentes". El Ser Idiotizado me enferma y estorba hasta para respirar y pensar en silencio. Yo me escondo de él. Lo evito porque traicionó lo propio del hombre: su libertad. La libertad para decir "no" y oponerse a todo y a todos los que han pretendido quitársela. Fácil resultó entregar aquello de lo que nunca se supo en posesión. Sólo yo protesto. No necesito secundar ni ser secundado. La peste del Ser Idiotizado es lo que es y para lo que está calculada. Así, no más; así, no menos.
"Introducción a la Filosofía"
(en proceso)
E.Guzmán

jueves, 25 de diciembre de 2014

Súper Rock- especial de Judas Priest

 Ya disponible en el área de podcast